ESCALADA EN PATONES

Escalada Patones

La escuela de escalada de Patones (también conocida como el Pontón de la Oliva) es, junto con la Pedriza, una de las zonas de escalada más importante de la Comunidad de Madrid. Con el río Lozoya fluyendo a sus pies, las paredes de esta escuela son compartidas por las provincias de Guadalajara y la Comunidad de Madrid. Aunque en el lado Madrileño hay vías de muy alto nivel, los sectores del lado caracense son más numerosos y los que más atención atraen. 

via desplomada

CARACTERÍSTICAS DE LA ESCALADA EN PATONES

A lo largo de una franja de unos 25km al sur de la Sierra de la Cabrera, el granito desaparece dando paso a la roca sedimentaria conocida como dolomía. De este modo, a partir de los años 70 los escaladores de la zona se fijaron en estos muros anaranjados, que se encuentran entre los municipios de Guadalix de la Sierra y Patones de Abajo. Desde entonces hasta la actualidad se han equipado alrededor de 1000 vías en cinco escuelas diferentes: Peñarrubia, El Vellón, Patones Pueblo, Cañón de Uceda y Pontón de la Oliva. Estas escuelas reciben, semanalmente, innumerables visitas por parte de escaladores madrileños y caracenses. De todas ellas, el Pontón de la Oliva es la que mayor número de rutas concentra y, por tanto, la que más importancia posee.
La escalada en el Pontón de la Oliva y sus escuelas satélite se desarrolla principalmente sobre muros verticales o desplomados, repletos de agujeros. Esta peculiaridad de su roca es la responsable de una amplísima oferta de vías de sexto grado, con lo cual atrae la atención de un gran número de escaladores. Ello no implica que los impresionantes techos de algunos sectores no concentren un gran número de vías de octavo e incluso propuestas de noveno grado.

UN POCO SOBRE LA HISTORIA DE LA ESCALADA EN PATONES

Aunque no fue hasta 1990 que se publicó la primera guía en papel de la zona, Patones ya era conocido desde los años 70. La escalada entonces era muy diferente a como la entendemos hoy en día, ya que había que buscarse las mañas para proteger usando puentes de roca y material de autoprotección. Posteriormente aparecieron los seguros fijos y la mentalidad cambió por completo.  En 1988 se encadenó la archiconocida Posible Misión, un 8a del sector Stradivarius. Patones estaba tan en boga que incluso en aquellos años el Pontón recibió la visita del grandísimo Wolfgang Güllich.
A lo largo de los años se equiparon vías en todos los muros superiores, dando lugar a casi 20 sectores. La roca ya parecía estar acabándose, pero todavía quedaban por equipar los muros inferiores: los sectores más allá del sector Cagarrutas, bautizados como Gominolas y Alaska se equiparon recientemente, ¡en 2017!
Además, si uno rebusca en la red no le será difícil encontrar información sobre sectores olvidados y que no se reseñan en la guía de Patones y que nos alejarán de los sectores más masificados.
tercera edicion Patones y alrededores

VÍA PATONEJOS

Otra de las vías míticas de Patones es la famosa Patonejos. Se encuentra en el sector Maracaibo y fue la primera, o al menos, una de las primeras vías de escalada deportiva con grado 7a de la zona. Muchos la consideran de un grado superior. A nosotros desde luego nos parece una de las vías más difíciles graduadas con 7a . Os dejamos un video donde se nos ve escalándola.

ESCALADA DE AUTOPROTECCIÓN

Los inicios de la escalada en Patones han sido rescatados por algunos de los escaladores más motivados y asiduos. Dado que muchas vías discurren por diedros y fisuras, y con los avances en material, es posible escalar en un estilo limpio algunas de las vías que actualmente se encuentran equipadas. Así se ha extendido el concepto de chapa negra, que consiste en tratar de encadenar vías equipadas utilizando exclusivamente material de autoprotección.

RESTRICCIONES Y PROHIBICIONES

Aunque meteorológicamente hablando se puede escalar en Patones durante todo el año, existen restricciones y prohibiciones en algunos de los sectores de esta escuela
 
  • El sector pasarela, aunque está reseñado y aún conserve los seguros fijos, tiene todas sus vías prohibidas debido a que una caída en las primeras chapas puede tener consecuencias fatales para el escalador o para alguien que pase cerca en ese momento.
  • Los sectores más allá del sector Stradivarius (es decir, desde Poyero hasta Párking) tienen la escalada regulada entre enero y junio, por nidificación de aves protegidas. Este periodo podría variar en función de la temporada y el estado de los pollos.
Dada la gran afluencia de escaladores a la escuela, es importantísimo respetar estas medidas. La razón más importante es la conservación de un medio sensible a la presencia humana, pero también por la multa que podríamos llevarnos a casa si la autoridad nos pilla escalando donde no está permitido.

CONOCE LA ESCALADA EN PATONES CON NOSOTROS

Si quieres conocer mejor los secretos de esta escuela referente en la Zona Centro peninsular, no dudes en contactar con nosotros. Te enseñaremos las mejores vías de cada grado, ¡disfrutarás de esta escalada tan divertida y su entorno!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *