PRIMERA ASCENSIÓN AL K2

Montaña Karakorum

Durante la segunda mitad del siglo XX diferentes expediciones fueron consiguiendo las primeras ascensiones de cumbres de más de 8000m. El primero fue el Annapurna, conquistado por un equipo francés en 1950. A continuación, en 1953, un equipo Nepalí-neozelandés llegó a la cumbre del Everest. El 31 de julio de 1954 serían los italianos Lino Lacedelli y Achille Compagnoni los hicieran la primera ascensión al K2. 

Se trata de la segunda cumbre más alta del mundo y, según dicen, la que presenta más dificultades técnicas. El K2 es una montaña que se encuentra entre Pakistán y China, al noroeste de la Cordillera del Karakórum, que a su vez está al oeste del Himalaya. También conocido como Godwin Austen o Chogori («montaña grande en el idiona Baltí»), su nombre más aceptado proviene de la notación usada en el ámbito cartográfico: durante la primera exploración del Karakórum se nombró a las montañas según su prominencia, asignándoles una letra asociada a la Cordillera (K de Karakórum), seguido de un número que hacía referencia a su altitud. Curiosamente, se denominó K1 al Masherbrum, de 7821m. Sin embargo, El K2 es una montaña recóndita, de dificil acceso, que apenas se puede ver al encontrarse detrás de otros colosos que la ocultan. Por esta razón, los lugareños no le habían dado un nombre, de modo que este nombre tan impersonal (y no necesariamente inapropiado) fue el que ahora aparece en la mayoría de los mapas.

asención al K2 mapa oriental cordales
Ascención al K2 mapa occidental cordales

Fotos extraídas de www.mountainzone.com

Equipo en la primera ascension al K2, 1954
Equipo en la primera ascension al K2. En pie, de izquierda a derecha: Ubaldo Rey, Ugo Angelino, Walter Bonatti, Ardito Desio, Lino Lacedelli, Erich Abram, Gino Soldà, Achille Compagnoni, Cirillo Floreanini. Sentados, de izquierda a derecha: Sergio Viotto, Mario Fantin, Guido Pagani, Pino Gallotti.

LA EXPEDICIÓN ITALIANA DE 1954

Se trata de una de las grandes gestas del alpinismo italiano, en la cual participaron grandísimos escaladores, de la talla de Walter Bonatti. A pesar de resultar en un éxito rotundo, la polémica sobrevoló esta hazaña, tal y como Bonatti relata en su libro Historia de un caso…
 
Como solía ocurrir en este tipo de expediciones, el equipo de escaladores trabajó para que, en este caso, dos de sus miembros hollasen la cima. El día antes del ataque a cumbre, Walter Bonatti y su acompañante pakistaní, Mahdi, se vieron forzados a pasar una noche a la intemperie a más de 8000m. Bonatti y Mahdi tenían encomendado subir botellas de oxígeno al último campamento, necesarias para el ataque a cumbre del día siguiente. 

Pero L. Lacedelli y A. Compagnoni decidieron cambiar de sitio el último campamento de altura, a sabiendas de lo que les supondría a sus compañeros pasar una noche al raso. 

Por si esto fuera poco, la polémica no terminó aquí. Una vez terminada la expedición Bonatti fue acusado de haber tratado de adelantarse a sus otros dos compañeros, de vaciarles las botellas de oxígeno. Nada más lejos de la realidad. Walter Bonatti tuvo que pasar años recopilando información y pruebas que le permitiesen defender su honor. Y al final, tras muchas décadas luchando, consiguió probar su inocencia, frente a las calumnias que se vertieron sobre él. Y, a pesar de todo, la rectificación y las disculpas por todo lo ocurrido en la primera ascensión de 1954 la realizaron ¡en marzo de 2008!

 

PRIMERA ASCENSIÓN AL K2 INVERNAL

Los retos en las montañas más altas del mundo cada vez van siendo menores. De hecho, el 16 de enero de 2021 fue el día en el que un grupo totalmente nepalí pisaba la cumbre del K2. Tras 33 años de intentos en invierno por parte de expediciones polacas, canadienses, británicas, rusas o españolas; fueron diez nepalíe los que consiguieron llegar a la cumbre. De este modo, se consiguió escalar el último ochomil en invierno.

NO TODO SON PRIMERAS ASCENSIONES

Los techos del mundo no solo atraen la atención de hábiles alpinistas, sino también de los esquiadores más extremos. El 22 de julio de 2017, el esquiador polaco Andrzej Bargiel llegó a la cumbre del K2 tras ocho horas caminando desde el campo 4. En ese momento, se cambió los crampones por los esquís y emprendió un descenso de unos 3600m de desnivel, que le llevaron hasta el campo base. El itinerario de descenso combina el Espolón de los Abruzos, la ruta Vasca/Cesen, la vía Messner y finalmente llegaría al campo base por la Kukuczka-Piotrowski. 

Si sientes atracción por estas actividades, pero no tienes muy claro cómo conseguir el nivel técnico para afrontarlas, contacta con nosotros. ¡Te ayudaremos a alcanzar tus metas!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 3)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.