Cuando recauchutar los pies de gato

Los Pies de Gato son el material que más desgaste sufre de un escalador. Tener los pies de gato en buen estado es fundamental para progresar bien por la pared y resolver los bloques más difíciles. Cuando la suela está muy desgastada ya no cantea igual y su agarre tampoco es el óptimo. Afortunadamente no tenemos que tirarlos, podemos recauchutar el pie de gato muchas veces y dejarlo como nuevo.

 ¿Cuándo recauchutar el pie de gato?…

Recauchutar un pie de gato no depende del tiempo que tenga el pie de gato. Dependerá del desgaste de la suela o en el caso de pies de gato con muchos años sin usarse que la suela haya cristalizado quedando muy dura e inservible.

Dejar a tiempo de escalar con un pie de gato muy gastado es fundamental. Si apuramos mucho la suela puede llegar a la estructura del Pies de Gato e incluso puede que le hagamos un agujero grande. Teniendo que poner punteras e incluso dejándolo inservible.

 

Para saber el momento de recauchutar vamos a comparar pies de gato con la suela nueva, con pies de gato con diferentes grados de desgaste

Pie de gato recién recauchutado vs gastado
Pie de gato recién recauchutado vs gastado
Pie de gato desgastado
Pie de Gato desgastado

Un pie de gato nuevo o recién recauchutado tendrá una altura de la suela con un ángulo de aproximadamente 90º y una altura entre 3,5 a 5mm dependiendo del modelo.

 Cuando se va desgastando, la suela  se va redondeando y perdiendo grosor. Esta pérdida es sobre todo en la puntera y el interior cercano a la puntera del pie de gato, como se ve en la imagen superior de la comparativa de un Pie de Gato recién recauchutado y otro muy desgastado llegando a su límite.

En la imagen izquierda está el pie de gato desgastado, como vemos no tiene ángulo y la puntera está totalmente  desgastada y debemos recauchutarlos.

 

En las imágenes  vemos dos suelas en perfecto estado con su ángulo y su grosor original. Una con 5mm y otra con 4mm.

Pie de Gato recién recauchutado
Recién recauchutado
Pie de gato con 2 usos
Con dos usos
Pie de gato con diferente desgaste derecho izquierdo

 

En la imagen vemos una pareja de Pies de Gato usados al mismo tiempo con un desgaste muy diferente el derecho del izquierdo. Esto es bastante frecuente, por la manera de pisar o por los continuos resbalones de  alguna Vía o Bloque que  se resistió al escalador. Aunque uno de los Pies de Gato este bien si su compañero  no lo está no podemos apurarlos o nos los cargaremos

Los pies de gato que se llevan al límite acaban con las punteras rotas y las suelas despegadas. Esto hace que sea más difícil su recauchutado y no quedará del todo bien. En este caso además toca poner punteras nuevas. Como vemos en las imágenes se ha llegado a la estructura interna del Pie de Gato. 

pie de gato suela despegada
Pie de Gato puntera rota
Pie de Gato en el límite de suela efectiva

En resumen

No hay  que apurar la suela, cuando veamos que queda poca hay que parar y recauchutar.

Como vemos en la imagen del Pie de Gato bailarina, esta ya en su final, si se apura más corremos el riesgo de llegar a su interior y tener que poner punteras.

Para no apurar mucho lo mejor es tener al menos dos pares de Pies de Gato. Así no tendremos excusa y no dejaremos de escalar.

¿Dónde recauchutar las pies de gato?

Los Pies de Gato deben ser recauchutados por un  buen profesional, solo así conseguiremos un resultado de  calidad. Un buen recauchutado no tendrá restos de pegamentos innecesarios, la suela estará bien recortada, perfilada y alineada con el pie de gato.

 Si no se usa un buen pegamento las suelas se pueden despegar. En la imagen, suela mal perfilada y pegamento de mala calidad da estos resultados a los pocos usos.

Suela despegada
Suela despegada con recauchutado nuevo

Una de las referencias en Españá es ClimberUP, son más caros  que otros pero te aseguran un gran trabajo, ahora tienen varias sucursales. 

Hay mucho resoladores en España buscar referencias donde llevéis los pies de gato antes de recauchutarlos.

¿Qué suela elegir?

La suela es muy importante a la hora de escalar en roca y algo menos en rocódromo. 

Si queremos que agarre bien Vibram no fallará, 5.10 C4 también irá bien. Si queremos un Pie de Gato de entrenamiento podemos poner una goma cocida y ahorrarnos unos Euros…Pero no lo recomiendo, el ahorro es poco y la prestación cambia mucho.

Con este pequeño texto y fotos esperamos que queden algunas dudas zanjadas y demos un buen cuidado al material. 

Si tenemos dudas sobre la elección de los Pes de gato podéis pinchar Aqui.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

2 comentarios

  1. Magnifico post, muy gráfico y con perfectos ejemplos a tener en cuenta para darles una nueva vida a tus pies de gato en buenas condiciones. El Recauchutado de Pies de Gato es una gran opción, añadiría dos aspectos por los que vale la pena, la seguridad y la sostenibilidad. A veces descuidamos estos aspectos y no prestamos atención al estado de las suelas, siendo éstas la diferencia entre una caída y alcanzar el TOP. La otra es tirar a la basura unos pies de gato con un cuerpo en buenas condiciones, adaptado a tu horma. Como Javi dice, no serán como nuevos pero les darás una nueva vida aportando una gotita a la sostenibilidad del planeta, que buena falta hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.